Qué ver en Granada

que ver en granada

Si la estancia en la ciudad de Granada va a ser breve, hará falta organizar el itinerario del viaje para aprovechar el tiempo y visitar la mayor parte de las maravillas que tiene la ciudad. Con este artículo queremos ayudar a los viajeros a planear qué ver en Granada y qué hacer en Granada para que haya tiempo para todo. Veamos cuáles son los principales monumentos de Granada.

Qué ver en Granada

Una ciudad de la historia de Granada y por donde han pasado tantas culturas, tiene muchos lugares interesantes que visitar. Desde nuestro hostel en Granada La Carlota hemos intentado recoger todos en un artículo. Misión imposible, así que hemos hecho una lista con los que no te debes perder cuando vengas a Granada. No obstante te recomendamos que te bajes la app The Hostapp que tienen todos los «Must do it» o «Bucket list» de Granada así como rutas y demás. Está realmente bien esta app.

Lo primero qué ver en Granada es la Alhambra

Lo primero que debemos ver es la Alhambra, el monumento más visitado de España. Aunque ya la hayamos visitado con anterioridad, siempre hay nuevos lugares que podemos descubrir. Se trata de un monumento que está declarado Patrimonio de la Humanidad, al ser una joya arquitectónica, que ha servido como inspiración para muchos artistas y no ha parado de recibir alabanzas durante siglos.

Para poder acceder sin problemas, recomendamos comprar la entrada por anticipado, ya que las entradas se suelen agotar con varias semanas de antelación. Hay diferentes tipos de entradas, veamos cuáles son:

  • Entrada General: Son las entradas más populares y completas, incluyendo visitas al Generalife, la Alcazaba y los Palacios Nazaríes. Su precio es de 14 euros, siendo el acceso gratuito para menores de 12 años.
  • Generalife y Alcazaba: Con esta entrada podemos acceder a los jardines del Generalife y la Alcazaba pero no a los Palacios Nazaríes. Su precio es de 7 euros.
  • Visita Nocturna a los Palacios Nazaríes: El horario de estas visitas depende de la época del año. Del 15 de octubre al 31 de marzo es de 20.00 a 21.30 (solo viernes y sábados) y del 1 de abril al 14 de octubre de 22.00 a 23.30 (de martes a sábado). Con esta entrada solo se puede acceder a los Palacios Nazaríes y el precio es de 8 euros.
  • Visita Nocturna al Generalife: Esta entrada permite el acceso solo a los jardines y palacios de la zona del Generalife y precio es de 5 euros. Tiene el mismo horario que la visita nocturna a los Palacios Nazaríes.
  • Entrada Combinada: El precio de la entrada es de 17 euros, y da acceso total a la Alhambra y la Fundación Rodríguez Acosta (un Carmen del que hablaremos más adelante).

Una vez que hemos visto las entradas, vamos a ver los lugares más importantes que podemos ver dentro de la zona de la Alhambra para saber cuál es la que vamos a comprar.

Palacios Nazaríes

Era donde residían los reyes de Granada. Se trata de un conjunto de palacios que se compone de varias partes, que se inició su construcción a principios del siglo XIV. Las partes principales son:

– La parte más antigua es el Mexuar. Se utilizaba como sala de reuniones entre el rey y sus ministros, además también servía para hacer juicios.

– Lo siguiente que vemos es el palacio de Comares. Se construyó por Yusuf I, alrededor del patio de los Arrayanes, de manera que en los laterales encontramos las salas de los Embajadores y la de la Barca.

– El palacio de los Leones, también eran estancias de los reyes. Se construyó en la época de Mohamed V y está formado por un patio central, el Patio de los Leones, y en los laterales varias salas, la de los Mocárabeslos ReyesDos HermanasAjimecesmirador de Daraxa, los Abencerrajes y el Harén.

Generalife

Los jardines del Generalife fueron construidos entre los siglos XII y XIV, y era donde descansaban los reyes nazaríes. En su origen se diseñaron como villa rural junto a la Alhambra, donde se integraban los jardines ornamentales, huertos y arquitectura.

Están catalogados como uno de los jardines más bonitos del mundo, compuestos por un conjunto de edificaciones, patios y jardines. Son unos de los conjuntos arquitectónicos más destacados y mejor conservados de la arquitectura civil musulmana. Es un lugar perfecto para pasear un rato y disfrutar de su tranquilidad.

Palacio Carlos V

Tras su boda en Sevilla con Isabel de Portugal, el emperador Carlos V quedó enamorado de Granada, por lo que decidió construir un Palacio Real donde poder residir en sus viajes a la ciudad.

El emperador ordenó su construcción junto a los Palacios Nazaríes para disfrutar de sus maravillas. El arquitecto que se encargó de la obra fue Pedro Machuca en 1527 y finalizó en 1957.

El palacio es cuadrado de 63 metros de largo por 17 metros de alto. Su interior es un patio circular, único en su estilo y se cataloga como la obra más destacada del renacimiento español. Podemos acceder sin problemas, ya que su entrada es gratuita.

Carmen de los Mártires

Se trata de una construcción del siglo XIX, compuesta por un palacete y un conjunto de jardines:

  • Un jardín francés, con un amplio estanque en cuyo centro se encuentra una estatua del dios Neptuno, rodeado por 4 estatuas que simbolizan las 4 estaciones.
  • Un jardín inglés, conocido como jardín de las Palmeras, con una fuentes de tres pisos y unos setos rectos, con forma irregular y con palmeras.
  • Un jardín paisajista, con un estanque de riego, rodeado de dos isletas par los patos y ajardinada con setos y con un embarcadero de piedra con una falsa ruina medieval.

Albaicín

Otro de los sitios que ver en Granada en un día es el barrio del Albaicín, un lugar pintoresco con unas vistas espectaculares de la ciudad. Uno de los barrios más antiguos de la ciudad, que se puede ver en sus calles, plazas y casas con un claro carácter musulmán. Pasear por sus empinadas calles nos trasladará hasta la época nazarí.

El origen de la palabra Albaicín proviene de los musulmanes de Baeza, que tras ser expulsados de esta población se trasladaron hasta la ladera del monte junto a la Alhambra. En este barrio podremos encontrar un gran número de tiendas típicas de artesanía, teterías y terrazas con bares donde poder tomarnos alguna tapa.

Palacio de los Córdova

Justo al final del Paseo de los Tristes, cuando empieza la subida de la Cuesta del Chapiz se sitúa el Palacio de los Córdova. Fue construido entre 1530 y 1592 por Luis Fernandez de Córdova, militar, político y diplomático español.

Es de estilo renacentista con toques mudéjares. Del edificio destaca su portada, su patio porticado y las armaduras de madera que cubren las salas del interior. Su entrada es gratuita, y gracias a su situación estratégica, tiene una vista especial de la Alhambra.

Carmen de la Victoria

Situado en la parte baja del Albaicín, el Carmen de la Victoria esta sobre el antiguo Convento de la Victoria. Su construcción data de las primeras décadas del siglo XVI y se pensó para albergar a un grupo de frailes mínimos. Fue desamortizado en 1835 y se dividió en dos partes que pasaron a demolerse la primera y a usos militares la segunda.

Abandonada la parte de uso militar, la Universidad de Granada adquirió el recinto completo en 1944. Se le encargó al arquitecto Francisco Prieto Moreno un proyecto para remodelación del espacio que estaba en ruina. De esta manera, se crea un carmen sobre el solar, aprovechando solo los muros de contención y la disposición de niveles, así como los jardines y accesos.

La nueva construcción se debía adecuar a su nuevo uso como residencia universitaria. Su diseño gira en torno a un patio rodeado en tres de sus caras por sendas crujías con galerías, en correspondencia con la arquitectura tradicional predominante en el Albaicín.


Desde su jardín hay unas magníficas vistas de la Alhambra. Su entrada es gratuita aunque está limitada porque suele acoger eventos de la Universidad, por lo que podemos encontrarnos que no podamos acceder por alguna celebración.

Un imprescindible en la lista de «qué ver en Granada» :Mirador de San Nicolás

Está catalogado como uno de los lugares más románticos y con más bonitos que podemos encontrarnos en toda España. De hecho, en 1997 el presidente norteamerciano Bill Clinton lo calificó como “la puesta de sol más bonita del mundo”, algo que los granadinos llevan disfrutando desde hace siglos.

El Mirador de San Nicolás es una cosas que ver en Granada de manera obligatoria. Desde este mirador podremos ver la Alhambra y el Generalife en todo su esplendor con la imponente Sierra Nevada de fondo. Situado en el corazón del barrio del Albaicín, es un bonito final para un día de turismo por Granada. Todo rodeado de cantares flamencos. Si te interesa el flamenco en granada te recomendamos el siguiente post sobre.

Este lugar siempre está muy animado y es habitual que haya artistas tocando la guitarra y gente disfrutando de una buena conversación con las mejores vistas de Granada. También nos encontramos con varios restaurantes y bares en los que hacer una parada para reponer fuerzas con la excelente gastronomía granadina, algo que se agradece tras pasear por las empinadas calles del Albaicín. Lo dicho, imprescindible en una lista de qué ver en Granada.

Sacromonte

El Sacromonte es uno de los barrios más emblemáticos de la ciudad (Bastante cerca de nuestro alojamiento en Granada) en el que la mayoría de sus habitantes son de raza gitana. Es una de las principales visitas de Granada, por lo que sus calles siempre están llenas de turistas.

Paseando por sus calles podremos encontrar sus típicas casas cuevas. Es un lugar donde se respira una aroma especial y que sirvió de inspiración para el escritor granadino Federico García Lorca para su obra “Romancero Gitano”.

Mirador de San Miguel Alto

Situado en el cerro del Aceituno, es el mirador de Granada más alto y desde él se consigue una amplia panorámica de la ciudad, del barrio del Albaicín justo a sus pies, de la Alhambra y Sierra Nevada. Para llegar hasta él hay que subir por una larga y empinada cuesta no apta para todos, pero sin duda el esfuerzo se ve recompensado con unas vistas inigualables de Granada.

Está situado junto a la ermita de San Miguel Alto, lugar al que los vecinos de Granada peregrinan en romería cada 29 de septiembre para sacar en procesión una imagen del Arcángel San Miguel, en honor a la primera misa que se celebró en esa fecha en 1673.

Abadía del Sacromonte

Una visita al Sacromonte nos obliga a pasar por su Abadía, un complejo religioso que se construyó en el siglo XVII, tras los hallar en las cuevas reliquias de los discípulos del Apóstol Santiago.


Ubicada en el monte Valparaíso, la Abadía del Sacromonte nos muestra el pasado cultural y religioso de la ciudad, y es vital para comprender la Granada de la Contrarreforma. En su interior también hay un museo con muchas obras de arte de artistas que habitaron la ciudad durante los siglos XVI y XVII.

El primer fin de semana de febrero se celebra una romería en honor a San Cecilio, patrón de la ciudad y primer obispo de Granada. Además en Semana Santa se celebra una de las procesiones más famosas, la del Cristo de los Gitanos.

El precio de la entrada es de 5 euros, siendo gratuita para los menores de 10 años. Las visitas son guiadas y tienen una duración de una hora aproximadamente. El horario de visita es de 10.30 a 13.00 por la mañana y de 15.30 a 16.30 por la tarde. Las visitas salen cada 30 minutos.

Puesto a qué ver en Granada, un buen Espectáculo Flamenco no puede faltar.

Otro de los encantos que nos ofrece el barrio del Sacromonte es que es de los mejores sitios presenciar un espectáculo flamenco en Granada, sin duda una actividad obligada en tu listado de cosas qué ver en Granada. Sus espectáculos dentro de las cuevas les da un toque especial. Para todos los amantes del flamenco o para aquellos visitantes que tengan curiosidad son cosas que ver en Granada. Los precios van desde los 16 a 30 euros, en función del espectáculo, y suelen incluir comida y bebida.Si te interesan los espectáculos flamencos, te recomendamos que te leas el siguiente post: Tablao flamenco en Granada.

Paseo de los Tristes

Andar por el Paseo de los Tristes es una de las cosas imprescindibles que hacer en Granada. Esta es una de las calles más bonitas de la ciudad y nos atrevemos a decir que de España. Está ubicada en el Valle del Darro, entre las colinas de la Alhambra y el Albaicín. Hay muchos bares por el paseo de los tristes pero para comer te recomendamos que te leas el siguiente post sobre comida típica de Granada .

Su nombre real es Paseo del Padre Majón, aunque se empezó a llamar Paseo de los Tristes en el siglo XIX, cuando se situó en una colina cercana el cementerio de San José. En ese momento empezaron a pasar por él los cortejos fúnebres, pasando a recibir popularmente este nombre. Sin embargo, actualmente, es una de las calles más alegres de Granada, ya que se bordea el río Darro y está llena de terracitas en las que disfrutar de un vino y una tapa mientras se contempla la Alhambra.

Del Paseo de los Tristes destaca también la fuente que se encuentra en ella, que es del siglo XVI y la estatua homenaje al bailador Mario Maya, uno de los impulsores del flamenco en Granada.

Carrera del Darro

Otras de esas calles que tienen un encanto especial por su belleza. Lo que está claro es que, junto al Paseo de los Tristes, es un lugar para disfrutar y recorrer con tranquilidad a diferentes horas del día. Esta vía va paralela al río Darro, y es la que separa los dos lugares más importantes de Granada: La Alhambra y el Barrio del Albaicín.

Su belleza radica en que tiene un aire romántico, añejo y bohemio acentuado por la presencia de edificios históricos de la talla del convento de Santa Catalina de Zafra, la Casa de Castril, la iglesia de San Pablo y San Pedro o los Baños Árabes. Por supuesto, siempre a la sombra de la soberbia Alhambra que nos observa durante todo el paseo.

Baños Árabes

Granada posee el título de tener los baños árabes más antiguos de España, concretamente los baños del Bañuelo del siglo XI. Se encuentran en la misma Carrera del Darro.

El Bañuelo es uno de los lugares más sorprendentes que ver en Granada. Se trata de uno de los baños reales de la Alhambra. Aunque se conoce popularmente con este nombre, en el siglo XIX se llamaba Hammam al-Yawza o Baño del Nogal. La visita no te defraudará, serás capaz de trasladarte al siglo XII, a un lugar lleno de arcos con capitales romanos, visigodos y califales. Será difícil que olvides la luz entrando por las lumbreras octogonales de estos baños andalusíes.

El precio es de 5 euros y su horario es de lunes a domingo de 10.00 a 17.00 en invierno (15 de septiembre a 30 de abril) y de 9.30 a 14.30 y 17.00 a 20.30 en verano (1 de mayo a 14 de septiembre)

Más moderna sí, pero no le falta ni pizca de encanto son baños Hammam Al Ándalus. Con muy buenas instalaciones, podremos aprovechar su horario nocturno a partir de las 22:00 horas para recuperarnos del cansancio acumulado del día.

Catedral de Granada

La Catedral de Granada está considerada como la primera iglesia renacentista de España y como uno de los mayores representantes de este movimiento artístico.

Los Reyes Católicos mandaron su construcción en 1492, tras la conquista de la ciudad y se proyectó, para que siguiera el modelo gótico de la Catedral de Toledo. Las obras comenzaron bajo el mando del arquitecto Enrique Egas con la colocación solemne de la primera piedra el 25 de marzo de 1523 por parte de Fernando de Rojas, Obispo de Alesio.

A partir de aquí, el proceso de construcción de la catedral, que se va a prolongar durante casi dos siglos, hasta principios del siglo XVIII. Fue Diego de Siloé, quien relevó a Enrique Egas el que cambió el estilo gótico inicial por el renacentista final.

La entrada cuesta 5 euros e incluye una audioguía, aunque hay descuentos para estudiantes y discapacitados quedando en 3,5 euros. Los menores de 12 años no pagan. El horario es de lunes a sábado de 10.00 a 18.30 y los domingos y festivos de 15.00 a 17.45.

Capilla Real

La Capilla Real de Granada está situado junto a la Catedral. Allí se encuentran enterrados los Reyes Católicos, su hija Juana la Loca y el esposo de ésta, Felipe el Hermoso. Su importancia histórica hace que sea una de las zonas más visitadas por los turistas. Construida entre 1505 y 1517 en estilo gótico y dedicada a San Juan Bautista y San Juan Evangelista. Hay quien cree que compite en belleza e interés con la propia catedral de Granada.

Alguno de los sepulcros que acogen a los monarcas son realmente espectaculares. La visita es altamente recomendable ya que es un monumento imprescindible que visitar en Granada. La única pega son las gitanas que rondan los alrededores que pueden llegar a agobiar con la venta de romero y su interés por “leeros” la mano.

Los menores de 12 años no tienen que pagar. Para el resto de personas la entrada cuesta 5 euros con audioguía incluida. Los miércoles la visita es gratuita de 14.30 a 18.30 pero hay que reservarla con antelación.

Fundación Rodríguez Acosta

Conocida popularmente como Carmen Blanco, la Fundación Rodríguez Acosta, fue creada en 1941 por el artista granadino José María Rodríguez Acosta. Tanto el Carmen como los jardines fueron declarados Monumento Histórico Nacional en 1982, pasando posteriormente a ser Bien de Interés Cultural. No es muy popular pero sí que tiene mucha historia y merece la pena ser incluida en un post que trate sobre qué ver en Granada.

Están situados muy cerca de la Alhambra, el recorrido por el Carmen es muy interesante y original, ya que los rincones ideados por su dueño son realmente cautivadores, reflejo de su mente ecléctica. Un lugar no tan conocido pero de una gran belleza.

La entrada vale 5 euros y los pases son cada 30 minutos. En invierno (15 de octubre a 31 de marzo) el horario es de 10.00 a 16.30, y en verano (1 de abril a 14 de octubre) el horario es de 10.00 a 18.30. Hay varios descuentos a los que nos podemos acoger, por lo que es bueno preguntar en taquilla. Además podemos comprar la entrada combinada con la de Alhambra.

Parque de las Ciencias

Inaugurado en 1995, este fue el primer museo interactivo de ciencia de Andalucía y visitarlo es una de las cosas más divertidas que hacer en Granada, sobre todo, si viajas a la ciudad con niños.

Es un museo muy completo y podrías pasar toda una mañana visitándolo. A las exposiciones permanentes, entre las que destaca el planetario, se añaden exposiciones temporales muy interesantes como las dedicadas a los dinosaurios o la de objetos del Titanic.

Otra atracción que llama mucho la atención de es el Biodomo, donde podemos ver más de 250 de especies de animales y plantas en sus habitats naturales. Además hay espectáculos de aves rapaces donde ver como se desenvuelven estos animales.

En el Parque de las Ciencias de Granada también encontrarás una torre de observación para contemplar de cerca el Mulhacén, unos jardines botánicos por los que se hacen recorridos guiados y un pabellón dedicado al científico Charles Darwin.

La entrada vale 7 euros por persona, con descuento para mayores de 65 y menores de 18 años. El horario es de 10.00 a 19.00 de lunes a sábado y de 10.00 a 15.00 los domingos.

Sierra Nevada, imposible irse sin tachar esto en tu lista de cosas «qué ver en Granada».

Si nuestro viaje es de varios días podemos acercarnos a Sierra Nevada. A unos 40 minutos en coche de Granada, está el Parque Natural de Sierra Nevada y su estación de esquí.

Sierra Nevada tiene muchos otros encantos además de sus internacionalmente reconocidas pistas de esquí. Dentro de su cadena de montañas se encuentra el pico más alto de toda la península, el Mulhacén, que alcanza casi los 3,500 metros de altura. Se puede hacer senderismo, ciclismo o simplemente subir a disfrutar de un día o un fin de semana en la nieve y la naturaleza.

Y por supuesto, no podíamos no mencionar el esquí y el snowboard. Son muchas las personas que viajan a Granada para esquiar en Sierra Nevada. Pero si no has esquiado nunca no te preocupes, en la propia sierra podrás encontrar monitores y clases para aprender a esquiar. Si no tienes el equipo lo puedes alquilar por Internet o en la zona de Borreguiles hay muchas tiendas a precios razonables.

Para los que estén menos familiarizados, decir que debes comprar el “forfait”. El “forfait” es un permiso para que puedas hacer uso de las pistas de esquí de Sierra Nevada. Cuesta entre 30 euros y 45 euros el día. De las 120 pistas que existen, no todas están siempre abiertas, pero siempre hay para los distintos niveles de los esquiadores.

Cosas que ver en Granada

La lista que hemos hecho es para viajes de unos cuantos días pero somos conscientes de que Granada es una ciudad de fin de semana. Por ello, vamos a dar los lugares indispensables que no nos podemos perder.

Por supuesto, la Alhambra y la Catedral deben estar presentes en la lista. Además yo añadiría un paseo por los barrios del Albaicín y Sacromonte. Si queda tiempo, el Parque de la Ciencias también debe estar en nuestra ruta.

Resumen
Qué ver en Granada
Nombre del Artículo
Qué ver en Granada
Descripción
Si estás planeando tu viaje por tierras granadinas, te recomendamos entrar en nuestra guía turística para saber qué ver en Granada
Autor

Email
Ejemplo@correo.com

Teléfono
666 52 36 68

Dirección
Calle Molinos, nº 5 18009 Granada

Reserva en el Hostel Carlota. En pleno centro de Granada.