Qué hacer en Granada

que hacer en granada

Hoy vamos a hablaros de qué hacer en Granada y qué ver en Granada. Posiblemente estemos hablando de una de las ciudades más bonitas de España y una de las que tiene una oferta cultural, gastronómica y de actividades más amplia. Os recogemos las más importantes.

Planes con cosas que hacer en Granada

No hay turista que no disfrute de su patrimonio andalusí, que tiene en su máximo exponente la Alhambra. Además Granada nos permite pasear por sus estrechas calles que confluyen en pintorescas plazuelas, o disfrutar del encanto de barrios como Sacromonte, Realejo o Albaicín.

Su gran gastronomía, con sus ricas tapas, su arte flamenco, sus bonitos miradores y sus casas moriscas terminan de conformar una oferta turística casi inigualable. Estas son algunas de las muchas cosas que hay que hacer en Granada.

La Alhambra y el Generalife 

El monumento más famoso de Granada es sin duda la Alhambra. Lo primero que debemos de saber es que hablamos del monumento que más visitantes recibe al año. Junto a la Alhambra están los jardines del Generalife y el Palacio de Carlos V, que conforman un entorno mágico.

Aunque se haya visto una y mil veces, siempre quedan rincones, espacios y secretos que descubrir en esta ciudad palatina de época andalusí, que se erige muy majestuosa sobre la colina del Sabika. Está declarada Patrimonio de la Humanidad, por las joyas arquitectónicas que se encuentran dentro de sus muros.

Existen distintos tipos de entradas, aunque la más vendida es la general. Nuestra recomendación es comprarlas por adelantado, ya que el número de entradas que se venden al día son limitadas y al tratarse del monumento más visitado de España, se suelen acabar con semanas de antelación.

La entrada general permite acceder a zonas como el Generalife, la Alcazaba, el Baño de la Mezquita, o a los palacios Nazaríes, donde se encuentran el famoso Patio de los Leones y el Mexuar. Además también hay acceso gratuito al palacio de Carlos V, el museo de Bellas Artes y el de la Alhambra.

En caso de no encontrar entradas para comprar por Internet, se pueden adquirir en taquilla el mismo día que queramos realizar la compra. La pega es que las taquillas se abren a las 8, y los turistas suelen estar desde las 7 haciendo cola porque son muy pocas las que salen a la venta cada día.

La silla del Moro

El castillo de Santa Elena o silla del Moro es de la época nazarí. Se construyó para defender la Alhambra y para controlar la distribución del agua de la acequia real al conjunto de la ciudad palatina y a las huertas de los alrededores.

Está cerca de la Alhambra y subir a ella por el sendero habilitado, entre pinos y olivos, es fácil y ofrece unas increíbles vistas. Esta es otra de las cosas que se pueden hacer en Granada.

Plaza Nueva

Está situada a medio camino entre la carrera del Darro y el centro de la ciudad, siendo la más antigua de Granada  Además de ser una de las más transitadas, ya que es el acceso a calle Elvira y al barrio del Albaicín.

En esta plaza se encuentran algunos edificios históricos como la casa de los Pisa y la Real Chancillería. También nos encontraremos un gran número de bares y restaurantes con terrazas, donde puedes disfrutar de un refresco con vistas a la Alhambra.

Paseo de los tristes: Obligatorio en tu lista de cosas qué hacer en Granada

Un sitio perfecto para pasear en pareja o disfrutar de una cerveza en la mejor zona de tapas en Granada es sin duda en alguna terraza al sol y con la Alhambra de fondo.

Su nombre real es paseo del Padre Manjón, pero popularmente se le llama Paseo de los Tristes porque por ella pasaban los cortejos fúnebres camino del cementerio. El paseo discurre paralelo al río Darro, a los pies de la Alhambra y del barrio del Albaicín.

El barrio del Albaicín

Pasear por las estrechas calles empedradas del Albaicín es sin duda una de las cosas imprescindibles si quieres conocer la ciudad. Una de los atractivos de este barrio son “los Carmenes”, casas típicas granadinas en la colina con vistas a la Alhambra.

Hay que recorrer sin prisas sus estrechas calles, que serpentean colina arriba y se abren a pequeñas plazas y miradores con vistas espléndidas tanto a la Alhambra como al centro de la ciudad.

El Albaicín guarda además varios atractivos turísticos que vale la pena visitar. Palacios como el de Dar al-Horra, monasterios y conventos como el de Santa Isabel la Real, baños públicos como los del Bañuelo, miradores como el de San Nicolás o el de San Cristóbal, cármenes y casas moriscas como la Casa del Chapiz o la casa de Zafra y un buen número de pequeñas iglesias.

El Sacromonte y su Abadía

Pasear por el barrio del Sacromonte es otra de las cosas qué hacer en Granada, en nuestra visita a Granada. Este pequeño barrio gitano, que se levanta frente a la Alhambra, está recorrido por empinadas calles, en las que destacan las típicas casitas blancas. La mayoría son cuevas excavadas en la ladera de la montaña.

Dentro de este barrio nos encontramos otro monumento que visitar, como la abadía de Sacromonte. Se encuentra en la parte más alta pero bien merece la pena el paseo hasta llegar. También está el museo Cuevas del Sacromonte, que alberga exposiciones sobre la historia del flamenco o la etnografía de este barrio con un carácter tan racial.

Miradores de Granada

Uno de los grandes atractivos de Granada son sus miradores. Al estar parte de la ciudad asentada sobre colinas nos ofrece un buen número de miradores desde donde ver la Alhambra con Sierra Nevada de fondo. Los miradores más importantes son:

Mirador de San Nicolás. En cualquier lista de «qué hacer en Granada».

De todos los miradores que hay en Granada, el de San Nicolás es el más conocido y el que tiene las mejores vistas. Se encuentra en el corazón del Albaicín. Te ofrecerá unas imponentes vistas a Sierra Nevada, a la Alhambra y al resto de la ciudad. Si quieres llevarte un recuerdo especial, acude cuando el sol se pone.

Tanto de día como noche, es un lugar que gusta a todos los turistas que lo visita. Incuso el antiguo presidente Bill Clinton, la catalogó como el mejor atardecer del mundo. Además nos encontraremos con espectáculos callejeros de cante flamenco.

El mirador de Psicología

Un rincón muy poco conocido en el que podremos ver una panorámica de la ciudad, es el mirador del Torreón, más conocido entre los granadinos por “el mirador de psicología”. Su nombre se debe que en esa colina están algunas de las Facultades más importantes de la Universidad de Granada.

Mirador de San Miguel Alto

Un sitio tranquilo que el mirador de San Nicolás y al que no muchos turistas suelen ir. Está en la parte alta del Albaicín, junto a la iglesia de San Miguel. Es el mirador más alto, y por tanto, el que mejor panorámica da de la ciudad y la Alhambra.

Mirador de San Cristóbal

Desde el mirador de San Cristóbal se contempla una impresionante panorámica de Granada, que incluye destacados lugares como: la Catedral, la muralla zirí del siglo XI, la iglesia de San Cristóbal, el palacio de Dar-Al-Horra, así como una vista lateral de la Alhambra y el palacio de Carlos V.

Se puede llegar hasta él por la cuesta de la Alhacaba, tras la puerta de Elvira, para después subir las escaleras de la cuesta de San Cristóbal.

Mirador de los Carvajales

Perdido entre las estrechas calles del bajo Albaicín se encuentra el mirador de los Carvajales, en una tranquila placeta con frondosos árboles y una fuente alargada en el medio. Desde sus bancos de piedra se puede contemplar una bonita imagen de la torre de la Vela, de toda la Alhambra en general.

Pasear por la Alcaicería

Ir de compras por el centro de la ciudad y disfrutar de la esencia árabe de la ciudad es otro de los atractivos de Granada. En dónde podrás encontrar marroquinería, cachimbas, cerámica y todo tipo de productos árabes.

Este entramado de calles de estética árabe, antaño un antiguo zoco árabe donde se comercializaba seda, está repleto de tiendas de artesanía y bazares tradicionales. Constituye un punto de peregrinación para los amantes de las compras y una de las zonas más recomendadas para comprar cerámica de Fajalauza o figuras de taracea.

Catedral y Capilla Real

En el centro de la ciudad se encuentran estos dos monumentos, que, sin duda, forman parte imprescindible de la lista de cosas que hacer en Granada. La catedral fue ordenada levantar por los Reyes Católicos y puede presumir de ser el primer templo religioso de estilo renacentista levantado en España.

En su interior, podemos ver el museo Catedralicio, la capilla Mayor, bonitas vidrieras y obras de arte importantes como las de Alonso Cano. Aneja a esta se encuentra la Capilla Real, que guarda los restos mortales de los Reyes Católicos, del infante Miguel, y de su hija Juana la Loca y su esposo Felipe el Hermoso.

La capilla Real contiene un museo que permite saber un poco más acerca del legado de los Reyes Católicos. Alberga numerosos tejidos, objetos de orfebrería y pinturas de origen español, flamenco e italiano. A lo que se añaden los numerosos objetos personales de Isabel y Fernando, entre los que se incluyen coronas, cetros, espadas e incluso un cofre con joyas de la reina.

La plaza Bib-Rambla

Visitar la Catedral y la Capilla Real en dónde se encuentra la tumba de los Reyes Católicos. Merece la pena pasear por sus alrededores en dónde podrás encontrar puestos callejeros de especias de todas las variedades.  Alrededor de la plaza Bib-Rambla hay muy buenas cafeterías y restaurantes y comunican con las principales calles comerciales de la ciudad.

Palacio de la Madraza

Frente a la capilla Real, en el corazón de la ciudad nos encontramos este palacio. Es de época nazarí, pero con el tiempo fue modificándose, de modo que hoy el estilo predominante es el barroco, aunque sigue conservando el oratorio, que incluye un mihrab, la cúpula octogonal y el artesonado mudéjar de la sala principal. Este edificio, que pertenece a la Universidad de Granada y es sede de la Real Academia de Bellas Artes, merece una visita.

El corral del Carbón

Es la única alhondiga nazarí conservada en su integridad en la península ibérica. En dónde se almacenada y comercializaba con grano. Y la encontrarás a unos pocos metros de la Calle Recogidas, la principal calle de compras en la ciudad. Hoy es sede de oficinas y se puede entrar en su patio de manera gratuita.

Calle Elvira

No hay nada como un té moruno o un batido natural a media tarde en una de las muchas teterías de Granada. Esto es algo que encontraremos con facilidad en calle Elvira.

También encontraremos tiendas de artesaníapanaderías, y pastelerías árabes. No dejes de disfrutar de la experiencia de entrar en una de estas teterías y saborear alguna de las modalidades de té árabe y otras propuestas exóticas que ofrecen.

En el inicio de esta calle está la puerta de Elvira. Esta puerta-fortaleza, declarada Bien de Interés Cultural, formaba parte de la antigua muralla y dio acceso a Granada durante la dominación islámica. Actualmente, esta puerta, una de las más antiguas de la ciudad, conserva el gran arco de herradura rematado con una hilera de almenas.

Barrio del Realejo

Este antiguo barrio judío, ubicado justo a los pies de la Alhambra, está recorrido por coquetas calles en las que se aprecia muy bien la herencia sefardí. Aquí lo único que importa es dejarse llevar y deambular para descubrir rincones mágicos, como la placeta de la Puerta del Sol, que conserva un antiguo lavadero y desde donde las vistas son muy bonitas.

Entre sus calles también se cuelan algunos monumentos interesantes, como la corrala de Santiago, un excepcional ejemplo de la arquitectura granadina de los siglos XVI y XVII que acoge la Universidad de Granada, el Campo del Príncipe, un antiguo cementerio musulmán, la casa-museo de los Tiros, que alberga colecciones sobre diversos periodos de la historia de la ciudad, o la iglesia de Santo Domingo, de la que destaca su bonita puerta plateresca.

Museo-casa de Federico García Lorca

Uno de los artistas más famosos a nivel mundial es Federico García Lorca. Si nos alejamos un poco del centro y las principales rutas turísticas nos encontramos con su casa-museo, que fue su lugar de residencia.

En esta casa, donde el poeta creó los clásicos de la literatura La casa de Bernarda Alba y Romancero Gitano, podrás ver sus muebles originales.

Para ver el resto de su legado, como manuscritos y obras, habrá que ir a la Fundación Federico García Lorca, un edificio singular que se encuentra en la plaza de la Romanilla.

Plaza de toros

La plaza de toros de Granada es de estilo neomudéjar, y recibe el nombre de Monumental El Frascuelo. Está incluida dentro de la lista de las diez mejores de España y, además, declarada Bien de Interés Cultural.

Aunque se puede hacer una visita libre, lo recomendable es que optar por una guiada, porque nos explicarán la historia de cada rincón y conoceremos más información y curiosidades de cada parte.

Museo de la Fundación Caja Granada Memoria de Andalucía

En sus cuatro salas veremos varias exposiciones relativas al patrimonio natural, social y cultural de Andalucía, que te permitirán adentrarte en el presente y el pasado de una de las comunidades con más legado histórico de España.

Cuenta, además, con una exposición de arte que tiene más de un centenar de obras, desde el siglo XVI hasta el siglo XIX, en las que se incluyen algunas de Pablo Picasso, Andy Warhol o Santiago Rusiñol.

Parque de las Ciencias

Es el primer museo interactivo de ciencia de Andalucía , es una de las muchas cosas en nuestra lista de qué hacer en granada «obligadas» que hay en la ciudad, sobretodo si viajamos con niños debe estar entre las más importantes. Un lugar donde aprender mientras te diviertes, y no sólo para los niños, los adultos también suelen disfrutar mucho del parque.

Como su nombre indica está dedicado a las ciencias. Dispone de numerosos espacios, pero los que más llaman la atención son el observatorio astronómico, el mariposario tropical, el Biodomo, el curioso laberinto vegetal y la torre de observación. De las actividades, la más espectacular es la de aves rapaces, donde veremos volar a buitres, águilas o halcones.

Casa-museo de Manuel de Falla

Situado en un típico carmen granadino, fue la vivienda del genial compositor. Conserva numerosos objetos personales, recuerdos, partituras, muebles y curiosos regalos, como un cuadro de Daniel Vázquez Días, figuras de Picasso o pajaritas de papel de Miguel de Unamuno.

Monasterio de San Jerónimo

Este monasterio renacentista, el primero que se construyó tras la conquista de la ciudad por los Reyes Católicos, es otra de las visitas imprescindibles que ver en Granada. En su interior, destaca el altar mayor, rebosante de imágenes de héroes, personajes históricos y santos, y sus dos bonitos claustros ajardinados.

Monasterio de La Cartuja

El Monasterio de la Cartuja se levanta sobre un antiguo carmen árabe y sirvió de hogar a la comunidad de los monjes cartujos hasta 1835. En el interior de este templo barroco podrás ver un precioso altar ornamentado, interesantes colecciones pictóricas, como las de Juan Sánchez Cotán o Francisco Bocanegra, y una singular sacristía, donde el vetado del mármol crea curiosas formas.

Baños árabes

Los baños árabes públicos constituyeron un lugar de relajación, higiene y socialización en el mundo árabe. Están integrados por diferentes estancias, en las que reina un ambiente sosegado y una decoración típica del al-Ándalus, donde se disfrutaba de baños de vapor y de diversos tratamientos, que permitían limpiar el cuerpo y, sobre todo, relajarse.

Los más tradicionales se sitúan en las inmediaciones de la Alhambra, y el que en mejor estado se conserva, es el Bañuelo.

Tapear, en tu lista sobre qué hacer en Granada, no puede faltar las tapas.

Ir de tapas forma parte de la gastronomía granadina. Las tapas son gratis, y son un pequeño plato de comida que acompaña a cada consumición de bebida que pidamos. En algunos bares se pueden elegir y otros nos pondrán lo que quieran. Para los viajeros con un presupuesto limitado es una gran opción para comer.

La calle Elvira es una zona donde esta gastronomía en miniatura tiene muchos bares que compiten por ofrecer la mejor tapa. El paseo de los Tristes, o plaza Nueva son también lugares de referencia de la ruta del tapeo granaíno. Algunos de los bares que no decepcionan son el Bar los Diamantes, Bodegas Castañeda, la Riviera, Los Manueles, Casa Julio, Casa Torcuato o Entrebrasas.

Tomar un Helado

Granada cuenta con algunas de las mejores heladerías de España, tan famosas que hasta algunas de las personalidades internacionales más importantes las han visitado.

Los Italianos, qué hacer en Granada cuando se tiene calor? Un helado de los Italianos.

En la calle Gran Vía se puede disfrutar de los mejores helados de la ciudad, en los Italianos, nada más típico entre los granadinos que pasear por el centro de la ciudad y disfrutar de un buen helado. Su especialidad es la Cassata y hasta Michelle Obama ha pasado por esta famosa heladería.

Gelateria Vía Lattea

Muy cerca a la Catedral de Granada, en una de las esquinas de la plaza de Trinidad, nos encontramos esta heladería que tiene unos helados sabrosos y cremosos. Nada que envidiar a los típicos helados italianos.

Sierra Nevada

A poco más de media hora de Granada está Sierra Nevada una de las estaciones de esquí más populares de España. Si tenemos tiempo vale la pena hacer una excursión ya sea para disfrutar de sus pistas de esquí, o simplemente de la montaña y de la nieve. Podemos disfrutar de un buen día en la nieve y divertirnos tirándonos con un trineo o simplemente jugando con la nieve y paseando por el Parque Natural de Sierra Nevada.

La playa de la Costa Tropical

A menos de 50 minutos en coche de Granada capital tenemos la costa tropical. Un lugar perfecto para un buen plan de domingo es ir a comer una fritura de pescado o una paella de marisco fresco a un chiringuito de Motril, Salobreña o Almuñecar y caminar por su paseo marítimo, disfrutando de un día de sol

Pueblos del poniente granadino

En la parte occidental de la provincia, a unos 30 minutos de la capital, está el Poniente granadino. Son varios los pueblos que podemos visitar: Alhama de Granada, famoso por su balneario y baños termales; Montefrío, que ha sido nombrado como uno de los pueblos con mejores vistas del mundo por la revista National Geographic, o Moclín, su castillo, es una fortaleza situada en la villa superior fortificada.

La Alpujarra

Si tenemos días suficientes para visitar la ciudad, en nuestra lista sobre qué hacer en Granada, no puede falta la alpujarra, y qué mejor que hacer una escapada rural de fin de semana en la Alpujarra granadina?. Pequeños pueblecitos blancos en los que disfrutarás de gastronomía más tradicional, tranquilidad y mucha naturaleza. Algunos de los mejores pueblos de la Alpujarra son Pampaneira, Capileira, Órgiva, Pórtugos, Lanjarón o Trevélez.

La mejor manera de hacerlo es a tu aire en coche. Si no disponemos de vehículo propio también podemos optar por una cómoda de una excursión organizada. Son muchas las que salen cada día desde Granada.

Casa cueva

Una experiencia rural poco convencional es dormir en una casa cueva, en pueblos cómo Guadix y Huéscar, y pasar unos días alejados del mundo disfrutando de la vida rural. Pero también lo podemos hacer en Granada en el barrio de Sacromonte, que en la época de los Reyes Católicos sirvieron de alojamiento a la etnia gitana.

Al contrario de lo que puedas pensar, disponen de todas las comodidades que necesitas para disfrutar de una estancia agradable y de una experiencia única.

Resumen
Qué hacer en Granada
Nombre del Artículo
Qué hacer en Granada
Descripción
Granada es una ciudad que a nivel turístico ofrece muchas posibilidades y alternativas. Por ello, hemos hecho una guía para saber qué hacer en Granada
Autor

Email
Ejemplo@correo.com

Teléfono
666 52 36 68

Dirección
Calle Molinos, nº 5 18009 Granada

Reserva en el Hostel Carlota. En pleno centro de Granada.